Nuestros accesos han sido diseñado para que todas las personas puedan disfrutar de ellos, independientemente de la edad que tengan.

Por norma general, los menores de edad tendrán que ir siempre acompañados por un adulto y, además, deberán preguntar en el centro al que quieren ir si puede tener acceso o no.

¿Encontró su respuesta?